Publicador de contenidos

Canaragua, Teidagua y Aguas de Telde, se adhieren al sistema arbitral de consumo de Canarias.

Canaragua se adhiere al sistema arbitral de consumo de Canarias por el que los clientes de los servicios de agua y saneamiento de nuestras concesiones en la comunidad autónoma de Canarias podrán beneficiarse de este mecanismo de mediación para solucionar los conflictos que se puedan generar. La adhesión a dicho Sistema, implica su aceptación para la resolución de las controversias que puedan surgir o hayan surgido en una relación jurídica de consumo con sus clientes, siempre y cuando sean estos consumidores o usuarios de finales de sus bienes y/o servicios.

El acuerdo contempla la adhesión voluntaria de Canaragua, Aguas de Telde y Teidagua al mecanismo de arbitraje, que tiene como objetivo la búsqueda de soluciones a conflictos entre los consumidores o usuarios finales y la Compañía de aguas. El Sistema Arbitral de Consumo es una vía extrajudicial, eficaz y gratuita, de resolución de conflictos de consumo que puedan surgir entre el consumidor o usuario final y el vendedor o prestador de servicios.

La adhesión al sistema de arbitraje es voluntaria, gratuita para ambas partes, eficaz y los laudos dictados por el Colegio Arbitral son ejecutivos y de obligado cumplimiento, ha señalado la compañía en una nota de prensa.

A este mecanismo de mediación se unen el resto de canales de atención al cliente que la Compañía tiene en Canarias: Oficinas de Atención al Cliente, Servicio de Atención Telefónica, Canales Digitales, y Redes Sociales.

Este canal es complementario al que ya tenía la compañía integrado que es la figura del Defensor del Cliente. El Defensor del Cliente es un servicio independiente de Canaragua, que atiende y resuelve de manera gratuita las reclamaciones de los Clientes en última instancia dentro de la compañía. Cuando los clientes discrepan de la resolución que Canaragua ha dado a una reclamación suya o bien cuando no han recibido respuesta se pueden dirigir al Defensor del Cliente. Éste interviene a través de la mediación, buscando una solución consensuada. La resolución final del Defensor del Cliente es de obligado cumplimiento por parte de Canaragua y voluntario para los clientes.

Esta iniciativa, junto a otras, forman parte de nuestra vocación de proximidad se traduce en un amplio abanico de canales de atención y comunicación con el cliente para tratar todos los posibles problemas y ofrecer soluciones rápidas y eficaces.